Manifiesto conjunto Federaciones APYMAS sobre jornadas escolares.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Las Federaciones de Padres y Madres Sortzen, Britila, Concapa y Herrikoa han presenta su valoración sobre las jornadas escolar para el curso Académico 2021-2022 en donde se pide una vuelta a la jornada anterior que tenía cada centro.

Os dejamos el documento adjunto en este link: Peticiones curso 21-22 v. final bilingue 210524

El contenido os lo mostramos a continuación:

Desde las Federaciones de Padres y Madres Sortzen, Britila, Concapa y Herrikoa a través del presente documento queremos exponer nuestra valoración sobre el Protocolo de Prevención y Organización para el Desarrollo de la Actividad Educativa Presencial para el curso Académico 2021-2022 que fue presentado el pasado jueves 20 de mayo.
En primer lugar, queremos manifestar que como Federaciones de Apymas fuimos convocados a la Mesa de Padres y Madres el pasado 29 de abril donde se nos solicitó nuestras propuestas para la organización del nuevo curso.
Propuestas que tuvimos que realizar sin contar con un borrador previo del Protocolo, ni recibir ninguna información sobre las ideas que se estaban valorando para el próximo curso. Tras ese día, no hemos tenido interacción alguna con el Dpto. Hemos sido conocedores, al mismo tiempo que los medios de comunicación, del documento presentado por Educación, documento que no recoge prácticamente ninguna de las aportaciones que las familias realizamos.
Consideramos que, en la medida en que existen incertidumbres sanitarias en relación con el COVID para el próximo curso, se debe contar con un protocolo. Sin embargo, entendemos que el mismo debe recoger diferentes escenarios donde se flexibilicen o endurezcan las medidas que se apliquen en el ámbito escolar en función de la incidencia de la pandemia.
El punto principal en el que todas las Federaciones incidimos fue la necesidad de recuperar las jornadas escolares que cada centro tuviera en el momento previo a la pandemia. La jornada continua, que ha existido durante este curso escolar, fue una jornada adaptada a las circunstancias en un momento de incertidumbre total. Era imprescindible garantizar la Educación presencial y se buscó una fórmula donde los desplazamientos al centro educativo fueran los más reducidos. Desde las Federaciones apoyamos dicha medida puesto que desconocíamos como influiría el Covid en nuestros menores y en el conjunto de las aulas.
Sin embargo, hoy tenemos muchos más datos, sabemos cómo controlar la expansión del COVID (ventilación, mascarilla, higiene de manos). Navarra va a la cabeza en la administración de vacunas, existen datos sobre la
incidencia del COVID entre nuestros menores. Ya no nos enfrentamos a un escenario de absoluta incertidumbre y desde el Dpto. de Salud afirman que para la primera quincena de agosto habremos alcanzado la inmunidad de
rebaño. Entendemos que, la jornada escolar que existe en nuestros centros educativos, no es un factor que, en sí mismo, influya de manera ni positiva ni negativa en la gestión de la Pandemia. Existe información de otras Comunidades las cuales han mantenido la jornada partida durante este curso, observándose que la incidencia del Covid no ha sido, ni mayor ni menor que la que como Sociedad han ido teniendo en cada momento. Así mismo, nuestros hijos e hijas han realizado una serie de actividades extraescolares, sin tener mayor repercusión en infección y propagación del virus. Por ello solicitamos que el próximo curso nuestros centros escolares vuelvan a la jornada que tuvieran con anterioridad a la crisis sanitaria.
Como Federaciones queremos manifestar que no nos mostramos partidarias de ningún tipo de jornada, simplemente consideramos que, una jornada que se creó en un momento concreto de la Pandemia, no tiene razón de ser en la situación actual. Para realizar el cambio de jornada, existe una regulación donde la Comunidad Educativa de cada centro es la que tiene la potestad de decidir.
La actual redacción del protocolo implica que nuestros hijos e hijas van a acudir a los centros educativos en las mismas condiciones que lo han venido haciendo durante este curso, aunando de esta forma, en la pérdida de uno de los valores más importantes que debemos transmitir: la sociabilización e integración. La flexibilización que recoge el protocolo únicamente pasa por modificar la jornada a una jornada continua con extraescolares tres días por semana y en un escenario de nueva normalidad, a la vuelta a las jornadas ordinarias anteriores a la Pandemia.
No alcanzamos a entender cuál es la diferencia, desde el punto de vista sanitario, de tener una jornada continua con actividades extraescolares impuesta en todos los centros de nuestra comunidad, a la vuelta a las jornadas ordinarias donde nuestros centros, aquellos que tuvieran partida, podrían dar en horario de tarde ciencias e inglés en lugar de actividades extraescolares impartidas por docentes, y aquellos que contaran con jornada continua seguirían contando con sus actividades extraescolares organizadas en función de sus proyectos de cambio de jornada.
Además, en esta nueva jornada continua impuesta se ofertan actividades extraescolares tres tardes a la semana y se deja a la absoluta discrecionalidad de los centros que tipo de actividades organizar y en ningún caso se garantiza la atención de todo el alumnado, dejando de lado la conciliación familiar. Si ya hemos hecho un Tetris durante este curso escolar para poder conciliar, el próximo curso va a resultar prácticamente imposible.
Resulta evidente que la conciliación es la gran asignatura pendiente que tenemos como sociedad. Pero si desde las Instituciones no llegan las medidas necesarias para poder hacerlo, lo que no podemos tolerar es que se nos imponga un protocolo para el próximo curso que no es que nos dificulte conciliar, sino que directamente nos lo impide.
Pretender que las familias modifiquen los horarios en mitad de curso es una quimera.
Desde el inicio de la pandemia hemos reclamado al Departamento de Educación proporcionalidad en las medidas que se adopten. No puede ser que la sociedad cuente con unas medidas permisivas (en función de los niveles de alerta sanitarios) con las cuales conviven nuestros menores y luego en el mundo educativo sigan con protocolos más restrictivos, que no solo reducen de manera significativa el tiempo lectivo, sino que además les limita realizar acciones en su día a día, como es la posibilidad de socializar.
Por todo lo anterior hemos solicitado al Departamento de Educación una reunión con el fin de revisar el Borrador del Protocolo que modifique el criterio de la jornada escolar así como, otras cuestiones menores que consideramos deben revisarse cara al próximo curso escolar. Todo ello con el objetivo de garantizar una adecuada conciliación de las familias, una adecuación de los cambios de jornada a los procedimientos legalmente establecidos y la existencia de medidas que permitan compaginar la actividad educativa presencial al desarrollo de la Pandemia de Covid 19.

Aquí puedes dejarnos tus comentarios

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial